Policía de Hamilton condenado por cargos de drogas y soborno

Canadá Noticias Apr 26, 2018 at 11:08 am
El oficial de la policía de Hamilton Craig Ruthowsky, a la izquierda,  afuera del Tribunal Superior en Toronto con su abogado Greg Lafontaine.  (FOTO DE BETSY POWELL / TORONTO STAR FILE)

El oficial de la policía de Hamilton Craig Ruthowsky, a la izquierda, afuera del Tribunal Superior en Toronto con su abogado Greg Lafontaine. (FOTO DE BETSY POWELL / TORONTO STAR FILE)

TORONTO.- Un jurado de estas ciudad condenó al oficial de policía de Hamilton Craig Ruthowsky por cuatro cargos luego de un juicio de seis semanas. Ruthowsky fue declarado culpable de soborno a oficiales, obstrucción de la justicia, abuso de confianza y tráfico de drogas. Pero fue declarado no culpable de conspiración para cometer una ofensa incriminatoria.

Los miembros del jurado se retiraron para deliberar el lunes por la tarde y regresaron a la corte con un veredicto este miércoles. La Fiscalía alegó que Ruthowsky, un veterano de 17 años al Servicio de Policía de Hamilton, tenía una relación corrupta con un traficante de cocaína que le pagaba $ 20,000 mensualmente por información delicada de la policía, incluyendo órdenes secretas de allanamientos pendientes, técnicas encubiertas de la policía para detectar delitos y la identidad de informantes.

El traficante testificó que Ruthowsky estaba allí para él a cualquier momento para prevenirlo que podría estar en la mira de otras investigaciones policiales y como evitarlas. “Me permitieron vender drogas libremente”, testificó el traficante conocido como Mister X. Su verdadera identidad está cubierta por una prohibición de publicación.

El abogado defensor Greg Lafontaine argumentó que el traficante “inventó toda la historia” para ocultar que era el informante confidencial de Ruthowsky, que estaba “trabajando para mi cliente” al brindarle informes sobre otras actividades delictivas.

Mister X dijo que su acuerdo de pagos en dinero efectivo por protección comenzó en agosto de 2011 -y duró unos 14 meses- después de que miembros de la unidad de armas y pandillas de la policía de Hamilton, que incluía a Ruthowsky, allanaron su apartamento y confiscaron nueve onzas de cocaína, 10 libras de marihuana y dinero en efectivo.

Esos cargos fueron suspendidos. Después de que fue arrestado en una gran redada policial hace tres años, Mister X hizo algunas acusaciones impactantes sobre Ruthowsky.

Resultó que la policía de Toronto ya había interceptado una larga llamada telefónica entre Ruthowsky y Mister X, donde el policía de Hamilton parecía haber estado proporcionando al traficante información confidencial sobre tácticas encubiertas de la policía.

En ese momento, Ruthowsky había sido suspendido de sus funciones durante tres años y el jefe de la policía le había ordenado no tener contacto con informantes. Los policías de Toronto le reprodujeron a Mister X la grabación de la llamada y éste decidió contarles su historia.

La acusación más explosiva de Mister X fue que él y algunos de sus socios traficantes de drogas le estaban pagando a Ruthowsky $ 20,000 por mes en sobornos desde septiembre de 2011 hasta finales del otoño de 2012. Varios de los pagos, declaró Mister X, se hicieron después de que Ruthowsky ya había sido suspendido.

Los fiscales llamaron a un contador forense que había analizado las finanzas de Ruthowsky, y descubrieron que el patrimonio neto de su familia había aumentado en al menos $130,000 durante cuatro años debido a “fuentes de ingresos desconocidas”. Pero Ruthowsky, de 44 años, testificó que no aceptó ni un centavo del traficante de drogas y que tenía dinero extra proveniente de su negocio de piscinas, incluso dijo que no era el mejor tenedor de libros.

Tampoco era un pelele para acatar la política de la policía, sin guardar notas, registros o informes sobre su interacción con los informantes confidenciales. Lafontaine se refirió repetidamente a su cliente como un “oficial trabajador”, que “en ocasiones puede no haber estado completamente en línea con la política [de la policía]“.

Ruthowsky estaba “motivado por el deseo de proteger el bien público”, dijo el letrado, para no llenar sus bolsillos con “grandes cantidades de efectivo”. Si bien la fiscalía dijo que el traficante se había presentado como un “testigo convincente y veraz”, Lafontaine lo describió como un mentiroso de mala reputación y manipulador. Ruthowsky también se vio obligado a admitir que nunca había registrado a Mister X como informante confidencial, según la política policial.

Hubo 349 entradas en cuadernos de informantes confidenciales de Ruthowsky en relación con 63 fuentes diferentes, pero no una sola mención de Mister X. Hubo algunas referencias a él en algunos pedazos de papel arrancados que fueron introducidos en el sistema personalizado de archivos de casos de Ruthowsky.

En lugar de escribir todo en su libreta policial habitual y luego en un cuaderno de información confidencial por separado, Ruthowsky testificó que mantenía toda la información reunida en carpetas de archivos, con el nombre del objetivo escrito en el exterior.

Cuando fue suspendido en junio de 2012, Ruthowsky dijo que tenía 130 archivos de casos en la oficina. Dijo que le preguntó a su jefe qué debía hacer con ellos y se le dijo que los sacara de la oficina. Entonces Ruthowsky se los llevó a casa, lo que llevó a una de las revelaciones más extrañas en el juicio.

Esos archivos de casos, llenos de información policial potencialmente delicada, aparentemente habían estado en el sótano de la casa de Ruthowsky durante seis años en contenedores de plástico hasta dos semanas después de que comenzara el juicio, a pesar de que la casa de Ruthowsky fue sometida a una investigación policial en el verano de 2015 cuando estaba detenido. Nunca se dejó en claro durante el juicio cómo se pasaron por alto los archivos del caso.

Durante el interrogatorio, se reveló que Ruthowsky había agregado información a uno de los archivos del caso tan recientemente como el 24 de marzo, después de que el juicio ya había comenzado.

Ruthowsky enfrenta otros 16 cargos presentados en agosto pasado, incluidos sobornos, dos cargos de abuso de confianza, dos cargos de obstrucción a la justicia, conducta pública, dos cargos de tráfico de armas, fraude de menos de $5,000, tráfico de marihuana, perjurio, dos cargos de conspiración para cometer una ofensa procesable, robo y dos cargos de tráfico de cocaína.