El petróleo sube a niveles de 2014 tras la ruptura de Trump del pacto con Irán

Mundo Noticias May 9, 2018 at 9:55 am
Una bomba de extracción de petróleo en Texas (EE UU).

Una bomba de extracción de petróleo en Texas (EE UU).

Una de las previsibles consecuencias de la ruptura unilaterial por parte de EE UU del acuerdo nuclear con Irán no se ha hecho esperar. El precio del petróleo, que ya llevaba varias semanas en tendencia alcista, ha reaccionado al anuncio de Donald Trump con un salto de más del 2,5%. Así, el barril de brent el de referencia en Europa, alcanza los 76,7 dólares, mientras que el Texas, de referencia en EE UU, supera los 70,8 dólares, niveles desconocidos desde finales de 2014. Las empresas petroleras reciben la escalada con subidas en los parqués.

Irán es un gran productor de petróleo del mundo y el tercer mayor exportador de crudo de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP), con 2,6 millones de barriles al día, después de que el acuerdo nuclear de 2015, alcanzado entre Irán y las potencias del Consejo de Seguridad de la ONU (EE UU, Francia, Reino Unido, China y Rusia) más Alemania y la UE, levantase las sanciones económicas a Teherán a cambio de que el régimen iraní abandonase su programa de armas nucleares. Al romper el acuerdo, Trump da seis meses a las empresas estadounidenses que compran petróleo iraní para que dejen de hacerlo o se arriesgarán a ser sancionadas.

 Las consecuencias de la decisión son aún difíciles de calibrar, pero por lo pronto supone limitar la oferta de crudo en el mercado global, lo que se suma a una demanda creciente en todo el mundo por la recuperación económica, por lo que el precio sube. Por no hablar de la inestabilidad que puede generar en la región de Oriente Próximo, donde se produce buena parte del petróleo del mundo. Según algunos analistas, la rebaja de las compras de petróleo iraní podría llegar a un millón de barriles al día, de los 2,6 millones que Irán exporta actualmente. Sin embargo, China, el mayor comprador de petróleo iraní, con cerca de 800.000 barriles diarios, no parece dispuesto a aceptar las nuevas condiciones impuestas por Trump.

A primera hora de la mañana, el brent superaba los 77 dólares, aunque luego se ha moderado un tanto. En esta moderación puede pesar la intención de la UE de buscar fórmulas para preservar el pacto alcanzado con Irán. En todo caso, el petróleo encadena una senda alcista desde mediados del año pasado, cuando se pagaba a unos 45 dólares el barril de brent. A principios de año, ya estaba en el entorno de los 65. En las últimas fechas, tiraba al alza del crudo el anuncio de EE UU de que sus reservas habían disminuido.

Las petroleras suben, las aerolíneas bajan

Las petroleras, mientras, se apuntan ganancias en los parqués europeos al calor de la subida del precio del crudo. En el Ibex 35 español, Repsol gana cerca de un 1,3%, convirtiéndose en uno de los mejores valores de la jornada. También entre los más rentables se cuelan Royal Dutch Shell y BP en el FTSE de Londres, con subidas superiores al 2%. En el selectivo FTSE 600, las empresas petroleras y las de materias primas, como las mineras, son las más alcistas.

En el otro lado, las compañías relacionadas con los viajes, como las aerolíneas, están pagando el pato de la subida del crudo, que se hará sentir en los precios de los combustibles y, por tanto, elevará sus gastos, lastrando sus beneficios. Ryanair, Air France-KLM, EasyJet y el turoperador TUI están entre los valores que más pierden. Por ejemplo, IAG, la matriz de Iberia, pierde en el Ibex un 0,8%, y Meliá Hoteles, un 2,5%.