Va a juicio Nahir Galarza, la joven que mató a su novio en Argentina

Latinoamérica Noticias Jun 5, 2018 at 10:15 am
Nahir Galarza, detenida en Gualeguauchú, provincia de Entre Ríos, en enero pasado. DIARIO EL ARGENTINO

Nahir Galarza, detenida en Gualeguauchú, provincia de Entre Ríos, en enero pasado. DIARIO EL ARGENTINO

Hace poco más de seis meses, Nahir Galarza mató de dos disparos a su novio Fernando Pastorizzo. El caso conmocionó a Gualeguaychú, una ciudad de Entre Ríos en el interior de Argentina, famosa por sus carnavales pero poco acostumbrada a casos policiales de impacto nacional. Galarza, de 19 años, presuntamente agarró el arma de su padre policía y el 29 de diciembre pasado se citó con Pastorizzo tarde por la noche. Cuando iban a bordo de una moto disparó dos veces -está por verse si por accidente o en forma premeditada-, sobre el joven, regresó a su casa como si nada hubiese pasado y por la mañana subió a Instagram una foto con la leyenda “Te amo para siempre, mi ángel”. Galarza se sentó hoy frente a los jueces que deberán decidir su condena. La defensa intentará probar una relación tormentosa, escenario de una tragedia inevitable. La parte acusatoria defenderá la tesis del homicidio planificado y pedirá una pena de cadena perpetua.

Galarza se negó a declarar en el primer día del juicio en su contra. Llegó temprano a los tribunales directo desde la celda que ocupa desde que confesara el asesinato de su novio. Se la vio tranquila, su pelo rubio lacio cuidado y sus ojos claros buscando a sus padres. Del otro lado, la familia de Pastorizzo, que lleva desde la muerte de su hijo peleando para que el “caso Galarza” sea el “caso Pastorizzo”. La pareja vio como la defensa de la joven intentó por todos los medios posibles -contrataron incluso los servicios de un experto en la relación con la prensa- de erosionar la imagen de su hijo, acusándolo de violento y golpeador.

 Esa será la versión que dará la defensa de Galarza ante los jueces. Probado que la joven apretó el gatillo del arma que mató a su pareja, la estrategia será la de construir un mundo donde ella no tuvo más remedio que matar. Galarza será juzgada por “homicidio doblemente calificado por el uso de arma y la relación de pareja”. “Tenemos 6.000 páginas con detalles del hostigamiento constante que ejercía él sobre ella”, dijo al diario Clarín Dario Dergainz, abogado de Galarza. El letrado también insistirá en que los dos jóvenes ya no eran novios, en contradicción con los padres de Pastorizzo. Llevarán para eso a declarar a un testigo que dirá a los jueces que, en el momento del crimen, Galarza era su pareja. ¿Y los disparos? Fueron un accidente, dirán los abogados. Los dos tiros se escaparon del arma en momentos en que la pareja circulaba en moto a gran velocidad y cayeron al suelo.

Para la querella, en cambio, no hay dudas. Galarza era la parte violenta de la pareja y no soportó que Pastorizzo intentara dejarla. Por eso mató con alevosía y merece una condena a cadena perpetua. Durante el juicio mostrarán el vídeo de una cámara de seguridad que muestra a Galarza alejándose tranquilamente del lugar del crimen. Y dirán que el mensaje en Instagram de aquella mañana de finales de diciembre es ejemplo de un plan premeditado. De hecho, Galarza confesó a la policía que realizó los dos disparos. Pero días después, tras pasar por las manos de sus abogados, habló de un accidente. Tendrá ahora que convencer de ello a los jueces.