Armas de uso militar de EE. UU., enviadas por correo a las instalaciones Bombardier

Canadá Noticias Top News Sep 8, 2018 at 1:20 am

Screen Shot 2018-09-06 at 9.27.55 AMTORONTO.- Las fotos obtenidas por varios medios de prensa muestran que las armas fueron marcadas como propiedad del gobierno de EE. UU.

El alarmante envío, entregado por FedEx, contenía dos pistolas Beretta y dos rifles de asalto M4, que son utilizados exclusivamente por el ejército estadounidense.

Los rifles de asalto M4 son “rifles de asalto por definición” que fácilmente superan la potencia a los oficiales de policía canadienses dotados con armas semiautomáticas, según Chris Lewis, analista de seguridad pública de CTV News.

“Esa potencia de fuego es muy similar a la que vimos utilizar en Las Vegas, donde alguien mató a un montón de personas”, dijo Lewis. “Nadie puede poseerlos en Canadá a menos que fueran poseídos antes de que se conviertan en armas prohibidas”.

Una fuente explicó que las armas llegaron a una caja regular el 30 de agosto al departamento de embarque de Bombardier en su instalación Downsview en Toronto, justo al norte de la autopista 401.

Había poco papeleo para informar a la seguridad sobre lo que había dentro del envío. No se incluyó munición en la caja.

Un recibo indicó que hubo dos cajas en el envío, pero solo una llegó a Bombardier. No está claro lo que había en la otra, o dónde se pudo haber entregado.

La entrega plantea serias dudas sobre cómo se enviaron cuatro armas de fuego a través de la frontera, quién las envió y por qué llegaron a Bombardier.

De acuerdo con un número de rastreo en el paquete, las armas fueron enviadas desde Spanish Fork, Utah, una ciudad de aproximadamente 38,000 a 135 kilómetros al sur de Salt Lake City, el pasado 29 de agosto. Llegaron a Memphis, Tenn., en algún momento después de la medianoche. Al día siguiente y se procesaron en Mississauga, Ontario, a las 7:55 a.m.

El paquete llegó a Bombardier a las 11:34 a.m. del 30 de agosto. Bombardier confirmó la entrega en un comunicado.

“Bombardier asguró que un paquete fue entregado por error a su instalación en Downsview. El personal de seguridad de Bombardier notificó a la policía tan pronto como se realizó el descubrimiento y el paquete mal dirigido fue removido inmediatamente del sitio”, dijo la compañía.

Las armas fueron entregadas a la policía de Toronto y se está llevando a cabo una investigación, confirmó la policía.

Lewis dijo que no está claro cómo las armas podrían haber pasado a través de un control de seguridad en la frontera, lo que demuestra la poca seguridad en el paso de armas ilegales a nuestro país.

“Así que hay una falla total de algún tipo – (es) totalmente ilegal enviarlos de esa manera”, dijo.

“No hay forma en la gran tierra de Dios de que alguien deba enviar armas de fuego, pistolas o rifles de asalto, a menos que estén pasando por un proceso legal dentro del marco de la Agencia de Servicios Fronterizos de Canadá”.

La Agencia de Servicios Fronterizos de Canadá dijo que está investigando el incidente y espera brindar más información para el final de esta semana.

El Ministro Federal de Seguridad Pública, Ralph Goodale, no respondió a una solicitud de comentarios.

FedEx dijo que está llevando a cabo su propia “investigación exhaustiva” sobre el asunto y cooperando con las autoridades.