Niegan libertad condicional al boracho y asesino Marco Muzzo

Canadá Noticias Top News Nov 7, 2018 at 7:59 pm

Screen Shot 2018-11-07 at 7.45.26 PMGRAVENHURST, Ont.- Al subestimar su uso indebido del alcohol, Marco Muzzo está saboteando el progreso que podría estar haciendo mientras se encuentra tras las rejas, dijeron los miembros de la Junta de Libertad Condicional de Canadá al negarles la libertad condicional total al individuo de 32 años de edad.

“No cuestionamos su remordimiento”, dijo el miembro de la junta Kevin Corcoran en una audiencia en la prisión de Beaver Creek en Gravenhurst, Ontario. “Es obvio que esto es algo muy difícil para usted”.

Sin embargo, dijo, “debemos tener en cuenta que sus acciones irresponsables causaron la muerte de cuatro personas”.

Muzzo, quien fue sentenciado a 10 años de prisión en 2016 después de una declaración de culpabilidad en el accidente, puede apelar el fallo en los próximos dos meses o volver a solicitar la libertad condicional en un año.

Durante una emocional audiencia que duró aproximadamente tres horas, fue presionado sobre sus hábitos de beber antes de la colisión de septiembre de 2015 y su récord de infracciones al conducir, muchas de ellas por exceso de velocidad.

Muzzo, quien mostró poca emoción durante la mayor parte del interrogatorio, se enfrentó a un incidente en 2012 que lo vio acusado de intoxicación pública después de que amenazó a un portero en un club de striptease y trató de abrir las ventanillas de una patrulla de la policía después de su arresto.

El incidente no se mencionó durante su juicio y el panel dijo que solo había llamado la atención del equipo de administración de casos de Muzzo recientemente, y señaló que sugería una falta de transparencia de su parte.

Muzzo insistió en que era un incidente aislado, que rara vez bebía y solo en exceso en los cumpleaños y otras ocasiones festivas. Corcoran no estaba de acuerdo.

“Esto habla de una historia”, dijo el miembro de la junta de libertad condicional.

El panel también dijo que parecía que los oficiales de policía habían reducido varias de las multas por exceso de velocidad de Muzzo, lo que significa que nunca habría recibido puntos de demérito o perdido su licencia. Como resultado, dijo el panel, Muzzo nunca enfrentó consecuencias que podrían haber cambiado su comportamiento o actitud hacia la conducción.

Muzzo se declaró culpable de cuatro cargos de conducción bajo los efectos del alcohol causando la muerte y dos cargos de conduir en estado de ebriedad causando daños corporales en el accidente.

La colisión en Vaughan, Ontario, se cobró la vida de Daniel Neville-Lake, de nueve años, su hermano Harrison, de cinco años, su hermana Milly, de dos años, y Gary, el abuelo de los niños de 65 años. Neville. La abuela y la bisabuela de los niños también resultaron gravemente heridas.

El choque provocó una ola de dolor público que llevó a varias vigilias con velas para honrar a las víctimas. También provocó un debate sobre las sanciones legales por conducir ebrio, y algunos grupos de defensa pidieron sentencias más duras.

El panel de la junta de libertad condicional dijo que recibió numerosas cartas en contra y en favor de otorgar a Muzzo alguna forma de liberación, así como una petición con los nombres de miles de personas que se opusieron.

La madre de los niños que Muzzo mató dijo en la audiencia que sus expresiones de arrepentimiento sonaron huecas cuando buscó la libertad condicional a la primera oportunidad.

“No tengo y no tendré la oportunidad de la libertad condicional de esta sentencia de vida de miseria y desesperación”, dijo Jennifer Neville-Lake.

Ella describió llegar a casa en una casa vacía todos los días y esforzarse por escuchar el arrastrar de pies de sus hijos o el susurro de sus cuerpos dando vueltas en la cama. Al mismo tiempo, dijo, el sonido de otros niños riéndose puede desencadenar una ola de dolor.

Muzzo pareció emocionado durante su declaración y pareció borrar las lágrimas en al menos una ocasión.

Después de la audiencia, Neville-Lake dijo que no se consolaría con el resultado, incluso si era el que buscaba.

“No es una victoria porque no cambia nada para mí”, dijo, y agregó que nada puede devolver a su familia a la vida.

El accidente se produjo después de que Muzzo regresó de su despedida de soltero en Florida en un avión privado y recogió su todoterreno en el Aeropuerto Internacional Pearson. Estaba acelerando y condujo a través de una señal de pare, embistiendo la minivan que llevaba a la familia Neville-Lake, se escuchó su caso en la corte.

Muzzo dijo a la audiencia de libertad condicional que había estado bebiendo hasta las 3 a.m. durante su despedida de soltero y luego tomó hasta cuatro tragos en el vuelo de regreso, pero aún sentía que podía conducir.

“Debería haberlo sabido mejor, pero me arriesgué”, dijo.

Muzzo se esforzó por decir que había conducido ebrio y finalmente le dijo al panel que pensó que tomaría ocho o nueve tragos para cumplir con esa definición.

Cuando se le preguntó si había conducido borracho antes, Muzzo dijo que había manejado después de haber tomado algunas bebidas en el pasado, pero nunca lo había hecho mientras estaba ebrio.

Un oficial de libertad condicional dijo que Muzzo no cumplía con los criterios para el tratamiento obligatorio del abuso de sustancias, pero el panel preguntó por qué no había buscado ayuda voluntariamente, y señaló que se habían sugerido programas que iban de 60 días a seis meses.

Muzzo dijo que probó con Alcohólicos Anónimos, pero descubrió que no era para él.

“Creo firmemente que no soy un adicto”, dijo. “Tengo miedo de eso ahora, nunca lo tocaré”.

Muzzo también dijo que aún recuerda vívidamente los gritos del choque.

“Es algo que no puedo olvidar”, dijo.

La familia Muzzo, una de las más ricas de Canadá, es propietaria de la empresa de paneles de yeso Marel Contractors.