Ontario anuncia exención de impuestos para trabajadores de bajos ingresos

Canadá Noticias Top News Nov 16, 2018 at 1:25 am
El ministro de finanzas, Vic Fedeli, dijo que tiene una imagen clara de las finanzas.

El ministro de finanzas, Vic Fedeli, dijo que tiene una imagen clara de las finanzas.

TORONTO.- Los trabajadores de Ontario que ganan menos de $ 30,000 ya no tendrán que pagar el impuesto a la renta provincial a partir del próximo año y los que ganan hasta $ 38,000 pagarán menos impuestos.

Fuentes gubernamentales dicen que el plan se presentará en la declaración económica de otoño de la provincia, que se presentó en la legislatura este jueves.

Las fuentes dicen que los cambios impositivos se aplicarán a 1.1 millones de trabajadores de Ontario que ganan un salario mínimo o ligeramente por encima, señalando que otros trabajadores de bajos ingresos que actualmente usan una combinación de reembolsos y otras medidas ya se han librado del impuesto a la renta provincial.

Dicen que se espera que aquellos que queden recientemente exentos ahorren aproximadamente $850 por año, o $1,250 por año para los hogares con dos trabajadores exentos.

Las fuentes dicen que el plan le costará a la provincia alrededor de $120 millones entre el 1 de enero y el final del año fiscal. No se incluyen más proyecciones en la actualización fiscal, dicen.

 Desechada alza en salario mínimo

El premier Doug Ford había prometido eliminar el impuesto provincial sobre la renta para los trabajadores de bajos ingresos a cambio de desechar un aumento del salario mínimo planeado por el anterior gobierno liberal que iba a entrar en vigencia el próximo año.

Su propuesta fue criticada por los partidos de la oposición y un análisis económico independiente llevado a cabo en el momento mostró que los trabajadores de bajos ingresos se beneficiarían más de un salario mínimo más alto que los impuestos más bajos, porque el aumento salarial traería más dinero del que los ahorraría un impuesto.

El salario mínimo de Ontario aumentó de $11.60 a $14 por hora el 1 de enero y estaba programado para aumentar a $15 el próximo año, pero el gobierno conservador ha introducido una legislación que limitaría el salario mínimo de $14 hasta octubre de 2020. Cualquier aumento futuro sería vinculado a la tasa de inflación.

El gobierno anunció a principios de esta semana que la la declaración económica de otoño también aumentaría el número de escaños en la legislatura necesarios para alcanzar el estatus de partido oficial, pero de otro modo ha dado pocos detalles sobre la actualización fiscal.

El ministro de finanzas, Vic Fedeli, prometió ofrecer una imagen clara de las finanzas del gobierno y dijo que el gobierno no planea usar ingresos únicos para enfrentar el déficit de $ 15 mil millones de la provincia.

Esa cifra fue alcanzada por una comisión de investigación convocada por los conservadores gobernantes y tiene en cuenta su decisión de adoptar prácticas contables utilizadas por el auditor general.

Los liberales se habían enfrentado con el auditor general sobre su elección de ver los planes de pensiones como activos y sacar de sus libros de la provincia los préstamos para un plan hidroeléctrico.

Sin embargo, el número de déficit de los conservadores ha sido cuestionado por los partidos de la oposición, quienes dicen que el gobierno ha exagerado el déficit al incluir promesas de gastos hechas por los liberales que están siendo canceladas por el régimen actual.

 Preocupación de otras partes

Los legisladores de la oposición expresaron su preocupación por el regreso a la austeridad y dijeron que esperan que la declaración económica de otoño siente las bases para los recortes.

“Estamos bastante preocupados”, dijo la líder del PND, Andrea Horwath. “Lo que veremos una declaración económica que perjudique a las familias común y corrientes”.

Los liberales dijeron que la actualización de este jueves será la primera revisión exhaustiva del impacto de las promesas de la campaña de Ford y señaló que no dio a conocer una plataforma electoral costeada.

“Los ontarianos merecen respuestas sobre cuál es el plan fiscal para Ontario bajo el gobierno de Ford”, dijo la legisladora liberal Mitzie Hunter en un comunicado. “Dijo que no se despediría a nadie y que cumpliremos con esta promesa. Si Ford va a continuar recortando los servicios en los que la gente confía, él necesita qudar claro con los ontarianos”.

El líder del partido ecologista Mike Schreiner dijo que los conservadores hicieron campaña por la responsabilidad fiscal, pero no han estado a la altura de esa imagen.

Agregó que “No creo que la gente de Ontario haya votado a favor de recortes a los servicios esenciales”.

Un sindicato de servicios públicos dijo que el gobierno debería centrarse en generar ingresos en lugar de encontrar las llamadas eficiencias.

“Ontario no tiene un problema de gasto, tiene un problema de ingresos y esa es la verdadera historia detrás de los niveles de servicio insuficientes y el déficit de la provincia”, dijo Candace Rennick, de la Unión Canadiense de Empleados Públicos.