HABLEMOS DE CINE

Cine Columnistas Hablemos de Cine Feb 14, 2019 at 11:08 am
Thomas Solivérès en EDMOND

Thomas Solivérès en EDMOND

Por Jorge Gutman

El proceso creativo de un autor es considerado por el realizador Alexis Michalik en Edmond cuyo  guión se basa en su propia pieza teatral. Esta hilarante comedia enfoca la génesis de la emblemática obra Cyrano de Bergerac, en el que el director, entremezclando ficción y realidad, imagina el modo en que la misma fue concebida por Edmond Eugène Alexis Rostand (1868-1918). Aunque los que hayan visto la pieza pueden disfrutar aún más con esta película, en todo caso el film por sí mismo permite gozar con todas las alternativas que tuvieron lugar en su concepción.

El relato que comienza en 1895 presenta  al joven  Rostand (Thomas Solivérès), casado con su amada Rosemonde (Alice de Lencquesaing) y padre de familia, quien acaba de estrenar en París su reciente obra La Princesse Lointaine protagonizada por la gran  Sarah Bernhardt (Clémentine Célarié), cuya recepción crítica no es favorable.

Dos años después y sin haber escrito algo nuevo Edmond sale al encuentro del  popular  comediante Benoît-Constant Coquelin (Olivier Gourmet) quien se encuentra urgido en montar una pieza antes que concluya el contrato que lo liga al teatro Porte Saint Martin de París. Aprovechando esa circunstancia Rostand le propone una pieza para que el actor pueda lucirse; sin embargo hay un obstáculo que debe ser superado en la medida que esa obra aún no existe a pesar de tener un título -Cyrano de Bergerac-  y que Edmond solo dispone de tres semanas para que la misma pueda ser estrenada.

Trabajando bajo presión, la imaginación del autor agudiza su ingenio. Así se inspira en vivencias personales, como es el caso de la ayuda brindada  a su amigo Leo  Volny (Tom Leeb) que desea conquistar el  corazón de Jeanne (Lucie Boujenah); es allí que Edmond, al igual que Cyrano, comienza a escribirle románticos versos para que Leo se los recite a su enamorada que en la pieza se llamará Roxane; lo que sigue forma parte de la fantasía urdida por Rostand.

El corazón del film reside en los entretelones que se van suscitando a medida que el escritor va gestando la obra con la inclusión de sus personajes; de este modo se presencia el clima febril que se genera con los caprichos suscitados entre los miembros del elenco a medida que los ensayos se van sucediendo, las exigencias de los productores, los celos de su esposa y otras peripecias producidas. Finalmente se llega al 28 de diciembre de 1897, fecha en que Cyrano de Bergerac se estrena en La Porte Saint-Martin de París. Instantáneamente la pieza logra un éxito descomunal y a través del tiempo es considerada como una de las obras maestras del  repertorio francés.

Concebida en tono de farsa vodevilesca, Michalik evita que su obra teatral se convierta en teatro filmado, permitiendo en cambio que el film adquiera vida propia gracias al dinámico ritmo que le supo imprimir. La película es sumamente entretenida y se encuentra respaldada por un impecable elenco que transmite energía y un contagioso entusiasmo; a los factores citados se añade el magnífico diseño de producción de Franck Schwarz reproduciendo la vibrante ciudad de París de la Belle Époque.

Una acertada iniciativa de Michalik ha sido la de destacar en los créditos finales a algunos de los actores que han tenido la oportunidad de representar al célebre personaje, incluyendo entre otros al propio Coquelin, Jean Marais, Jose Ferrer y Gérard Dépardieu.

En resumen, el realizador brinda un film humano y atractivo que a la vez constituye un bello homenaje a la creación teatral al ilustrar cómo Edmond Rostand con su esfuerzo, constancia y talento concibió una excelente obra que fue traducida a numerosos idiomas y apreciada por el público del mundo entero.

CORTOMETRAJES DE FICCION

 

He aquí un breve comentario de los cinco cortometrajes de ficción nominados para los premios Oscar que serán discernidos el 24 de Febrero.

Una buena concisión y esmerada construcción fílmica es lo que distingue a Marguerite (Canadá) de la realizadora y actriz Marianne Farley. Este corto impregnado de emoción se centra en el vínculo existente entre Marguerite (Béatrice Picard), una mujer nonagenaria, y Rachel (Sandrine Bisson), la enfermera que la atiende.

Béatrice Picard y Sandrine Bisson en MARGUERITE

Béatrice Picard y Sandrine Bisson en MARGUERITE

Cuando la anciana descubre por una conversación telefónica de Rachel que ella mantiene relaciones íntimas con una persona de igual sexo, Marguerite acude a su viejo álbum de fotos donde rememora que en su juventud ella también se sintió atraída por una amiga de ese entonces. Además de la excelente actuación de Picard, sin desmerecer la de Bisson, la directora sutilmente logra un tierno y dulce relato afectivo que se intensifica por la magnífica alquimia de sus personajes.  Ilustrando una admirable relación humana entre dos seres de apreciable diferencia de edad, Farley aborda con máxima delicadeza el tema de la orientación sexual.

 

Skin (Estados Unidos) escrito y dirigido por Guy Nattiv enfoca su atención en dos temas: uno de ellos es el racismo y el otro el de la venganza.

Jackson Robert Scott y Jonathan Tucker en SKIN

Jackson Robert Scott y Jonathan Tucker en SKIN

El relato se desarrolla en una pequeña ciudad americana no especificada en donde un skinhead (Jonathan Tucker) blanco que lidera una banda adicta a la violencia, enseña a su hijo  (Jackson Robert Scott) de 10 años  cómo manejar y disparar un fusil, sin que el niño tenga conciencia de los sentimientos de odio hacia los negros que animan a su progenitor. El nudo dramático del relato se produce cuando ambos visitan un supermercado y un empleado afroamericano en forma inocente le sonríe al menor; ese gesto motiva a que su padre y su pandilla lo ataquen despiadadamente.  Esa brutal paliza de indudable connotación racista conducirá a que la humillada víctima trate de vengarse hasta llegar a una resolución muy bien lograda por Nattiv.  Magníficamente filmado, el corto hace gala de un impresionante e intenso realismo captando el odio de los supremacistas blancos.

 

Rodrigo Sorogoyen quien acaba de ser distinguido con el premio Goya por la mejor dirección del fascinante film El Reino, demuestra su innata cualidad de cortometrajista  con Madre (España); en el mismo, el cineasta relata la angustia vivida por una madre impotente de  defender a su hijo.

Marta Nieto en MADRE

Marta Nieto en MADRE

 

La actriz Marta Nieto interpreta a Marta, una mujer divorciada que está en su casa junto a su madre (Blanca Apilánez) que la está visitando y que al comenzar el relato mantiene con ella una conversación informal. Repentinamente suena el teléfono y al responder Marta oye la voz de Iván (Álvaro Balas), su hijito de 6 años, quien habiendo viajado con su padre a una playa no muy lejana y completamente desierta dice encontrarse sólo e inquieto dado que su papá ha desaparecido. A medida que la conversación avanza, Iván manifiesta que un hombre lo está acechando y lentamente se aproxima hacia él; frente a esa situación, la desconsolada mujer urge a su hijito a huir rápidamente del lugar en que se encuentra pero cuando el chico pierde contacto con ella porque la batería de su teléfono se ha descargado la desesperación de Marta se intensifica. En una narración impecable Sorogoyen crea una atmósfera de inusitada tensión generando el suspenso natural al ignorar qué es lo que habrá de acontecer. En esencia, la horrenda pesadilla de una madre que puede estar a punto de perder a su hijo impacta sensiblemente en el ánimo del espectador.

 

Escrito y dirigido por Jérémy Comte el cortometraje Fauve (Canadá) presenta a Benjamin (Alexandre Perreault) y Tyler (Félix Grenier), dos amigos preadolescentes quienes durante un período de vacaciones distraen su tiempo jugando en lo que aparenta ser una superficie de mina. Aunque lo hacen bromeando, el juego asume en un momento dado dimensiones peligrosas; eso acontece cuando Benjamin se va hundiendo en un pantanal de cemento sin poder salir a flote.  Pese a que Tyler trata de rescatarlo, nada puede hacer por ayudarlo como tampoco logra avizorar a alguien que pueda asistirlo. Este corto que fue premiado en el Festival de Sundance de 2018 ilustra muy bien el sentimiento de la amistad, sobre todo en momentos altamente dramáticos: así, Comte reseña el pánico y frustración de un menor que frente a la desaparición de su amigo carga sobre su conciencia un gran sentimiento de culpa. El realizador ha impreso máximo realismo a esta trágica historia.

Félix Grenier en FAUVE

Félix Grenier en FAUVE

De los cinco cortos de ficción Detainment (Irlanda), es a mi juicio el mejor y el más impresionante. El director y guionista Vincent Lambe dramatiza el escalofriante suceso registrado en un centro comercial del condado de Merseyside de Gran Bretaña, cuando en 1993 Robert Thompson y Jon Venables, ambos menores de 10 años, raptaron y torturaron a James Bulger de tan solo dos años de edad para terminar asesinándolo.

De ese abominable suceso, Lambe ha dejado de lado las escenas de crueldad ocasionadas a la criatura para en cambio valerse de las entrevistas transcriptas en los largos interrogatorios a que estos dos criminales fueron sometidos separadamente.

De lo que antecede, el espectador queda asombrado de la manera en que el film reproduce los acontecimientos dando la impresión de observar un documental. Lo más trascendente es cómo  los chicos vacilan, titubean, lloran y se desesperan frente a los implacables interrogatorios de los detectives policiales.

El film crea un sentimiento ambivalente en el espectador; por una parte, se puede sentir compasión de la manera severa en que Jon y Robert son tratados por la autoridad policial  como si fuesen criminales adultos, pero por la otra uno no puede apartar de la mente la monstruosidad cometida privando a una familia de su querido hijito.

El relato no esclarece, tal como ha ocurrido realmente, cuál ha sido la causa que motivó a estos niños a perpetrar el homicidio, pero en todo caso lo que se aprecia es una excelente reconstrucción del suceso. Además de la magnífica narración, el film sobresale por la extraordinaria composición lograda por Ely Solan como Jon y la de Leon Hughes como  Robert; no obstante su corta edad, estos brillantes actores dan la impresión de haber quedado posesionados por las personalidades de los reales criminales. El elenco se completa  con  Will O’Connell, David Ryan, Tara Breathnach, Morgan C. Jones, Brian Fortune y Kathy Monahan quienes ofrecen completa autenticidad a sus respectivos roles. 

Dicho lo que antecedente, Detainment es un perturbador drama de excelente calidad.

Ely Solan y Leon Hughes en DETAINMENT

Ely Solan y Leon Hughes en DETAINMENT