Los demócratas abren un juicio político en el Congreso contra Trump

Mundo Noticias Mar 4, 2019 at 3:06 pm
El presidente del Comité Judicial de la Cámara, Jerrold Nadler.

El presidente del Comité Judicial de la Cámara, Jerrold Nadler.

Los demócratas acaban de abrir un juicio político a Donald Trump con el lanzamiento de una investigación a través del comité judicial de la Cámara de Representantes —presidido por Jerrold Nadler— que tiene como fin probar el supuesto abuso de poder del presidente. Nadler ha solicitado documentos a un total de 81 agencias, individuos y otras entidades ligadas al mandatario estadounidense, entre ellas la Casa Blanca, el FBI o la Fundación Trump, para demostrar la supuesta obstrucción a la justicia y la corrupción del republicano. Se incluyen en la investigación dos hijos del mandatario republicano (Donald y Eric) y su yerno, Jared Kushner.

 Preguntado por un periodista del pool de la Casa Blanca sobre si estaba dispuesto a colaborar con la investigación del comité judicial de la Cámara,Trump  ha declarado que él colabora “todo el tiempo con todo el mundo”. “Lo bonito es que no hay conspiración, es todo un fraude”, ha dicho el mandatario para, a continuación, recomendar a la prensa que fueran a comer su almuerzo.

El congresista reconoce que su investigación puede en algunos puntos ser coincidente con la que desarrolla el fiscal especial, Robert Mueller, quien también estudia si el mandatario obstruyó a la justicia, aunque en ese caso se trata de un caso criminal en el que trabaja el departamento de Justicia, y lo que Nadler ha abierto es una investigación del Congreso que tiene estándares muy diferentes. En los documentos presentados este lunes por Nadler en ningún momento aparece la palabra impeachment, pero su aura está presente en las filas demócratas.

La semana pasada, Nadler declaró en una entrevista en The New York Times que, a pesar de que él creía que Trump había cometido delitos durante su mandato y que ha amenazado normas básicas de la constitución, no se lanzaría a un proceso de destitución del presidente a menos que en el Congreso contase con una aplastante mayoría bipartidista. “Por el momento, ese no es el caso”, puntualizó.

“Es un momento crítico para nuestro país”, explica el propio Nadler en las cartas enviadas. “El presidente Trump y su Administración afrontan graves acusaciones de conducta inapropiada que atacan al corazón de nuestro orden constitucional”, añade. Todos los destinatarios tienen hasta el 18 de marzo para entregar la documentación requerida y la comisión ha advertido de que podría solicitar órdenes judiciales si alguno de ellos se niega. Esta iniciativa busca, también, garantizar que se puedan investigar estos posibles delitos en caso de que la investigación de Mueller sobre la presunta implicación de la influencia de Rusiaen la campaña para las elecciones presidenciales de 2016 no dé resultados o las pesquisas no se hagan públicas.

Entre los destinatarios de las misivas de Nadler están los principales responsables de la campaña electoral que aupó a Trump a la presidencia en 2016: Corey LewandowskiPaul ManafortSteve Bannon o Jared Kushner. También Brad Parscale, el director de campaña para la reelección de Trump el año que viene.

En las cartas para la Organización Trump, además de Donald Trump Jr. y el director financiero, Allen Weisselberg, está otro de los hijos del presidente: Eric. También su secretaria durante años, Rhona Graff. En el listado destacan, además, organizaciones como WikiLeaks, la Asociación Nacional del Rifle (NRA)Cambridge Analytica.

El presidente del comité judicial de la Cámara, ahora en manos de los demócratas tras hacerse estos con el control en las pasadas elecciones legislativas, añadió que “si algo hemos aprendido del testimonio de Cohen [exabogado de Trump en la cárcel por mentir al Congreso] es que el presidente está directamente implicado en varios delitos, mientras estaba haciendo campaña y ya como inquilino de la Casa Blanca”.