Trump asegura que Moscú ha retirado a los militares y al resto de su personal en Venezuela

Latinoamérica Mundo Noticias Jun 4, 2019 at 9:38 am
Donald Trump, en Reino Unido.

Donald Trump, en Reino Unido.

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, ha afirmado que Moscú ha retirado a su personal presente en Venezuela. “Rusia nos informó de que han retirado a la mayoría de su gente”, escribió en su cuenta de Twitter. La decisión por parte del Gobierno de Vladímir Putin se habría producido después de las reiteradas protestas de Washington por la presencia de militares rusos en la nación caribeña, pero el mandatario norteamericano —de visita de Estado en Reino Unido— solo se limitó a redactar esa frase sin entrar en más detalles.

El pasado fin de semana, el diario The Wall Street Journal publicaba un artículo en el que aseguraba que Rusia había reducido el contingente de especialistas de la corporación Rostec en Venezuela de 1.000 personas a “unas pocas decenas”. El rotativo citaba a una fuente cercana al ministerio ruso de Defensa e indicaba que el retiro de personal se debía a la ausencia de nuevos contratos debido a la falta de liquidez del gobierno de Caracas. Sin embargo, Rostec, uno de los mayores productores mundiales de armas, aviones, helicópteros y otros equipos militares, ha desmentido ese extremo, según informa la agencia Efe.

Rusia, un puntal fundamental en la supervivencia del presidente Nicolás Maduro, envió el pasado mes de marzo a un centenar de soldados a Venezuela. Este país, además de una profunda crisis económica y política, vive sumido en una volátil crisis institucional desde que en enero, Juan Guaidó, se autoproclamase presidente interino de la nación, con el reconocimiento de más de 50 países, incluido Estados Unidos.

Tras el aterrizaje cerca de Caracas de los dos aviones que transportaban a los 100 militares rusos, Moscú informó de que se trataba de especialistas castrenses que realizaban labores de mantenimiento de equipos bélicos suministrados a Venezuela. Para entonces, y en medio de una tormenta política en Venezuela y el mundo observando de cerca los acontecimientos en la república bolivariana, Trump declaró que Rusia debía de salir del país caribeño. Washington señaló tanto a Moscú como a La Habana de ser los culpables de la permanencia en el poder de Maduro.

Fue a finales de marzo cuando Trump recibió en el Despacho Oval a Fabiana Rosales, la esposa de Guaidó, y subrayó su apoyo hacia el líder de la Asamblea Nacional. El mandatario estadounidense subió el tono de sus amenazas al régimen chavista al declarar que no se podía alcanzar más presión de la que ya tenían “fuera de lo militar”.

Según afirmaciones del embajador ruso en Venezuela, Vladimir Zaiomski, realizadas a France Presse el pasado mes de mayo, las tropas que llegaron a Venezuela en marzo estaban allí para ayudar al ejército del país latinoamericano a prepararse frente a las amenazas estadounidenses “de uso de la fuerza”. “El gobierno venezolano está en estado de alarma desde principios de año, pues Estados Unidos continúa con sus amenazas de uso de la fuerza contra Venezuela. En tales condiciones, deben estar seguros de que las armas que poseen están en estado de funcionamiento”, declaró el funcionario desde Moscú.

Desde el inicio de la pelea por el poder y el desequilibrio institucional, Venezuela ha sufrido diversas sanciones por parte de EE UU, ya sean respecto al petróleo o al oro, y la presión diplomática ha ido en aumento. El chavismo ha seguido controlando al Ejército, para quien fue fundamental contar con el apoyo militar del Kremlin, que envío a los especialistas y desplegó baterías antiaéreas rusas S-300 en la periferia de Caracas.