Acusación de violación, intimidad expuesta y machismo: el escándalo de Neymar a las puertas de la Copa América

Deportes Latinoamérica Noticias Jun 5, 2019 at 5:56 pm
Neymar se entrena con la selección brasileña en la Granja Comary.

Neymar se entrena con la selección brasileña en la Granja Comary.

Desde que se fue al PSG, la carrera de Neymar, al contrario de lo que se imaginaba tras la negociación millonaria, no para de sufrir reveses: dos lesiones en el quinto metatarsiano del pie derecho, que contribuyeron a la eliminación del club parisino en la Champions League; la ruidosa guerra de egos con Cavani; suspensiones por roces con árbitros y hasta una agresión a un aficionado. Convertido en blanco de burlas por las caídas exageradas en el último Mundial y pérdida de la capitanía en la selección brasileña. Ahora, a menos de dos semanas del estreno de Brasil en la Copa América, la ya desgastada imagen pública del delantero, acusado de violación por una mujer que conoció en las redes sociales, sufre otro golpe.

Este lunes, la Policía Civil de Río de Janeiro llamó a declarar al jugador y anunció que abriría una investigación por un posible delito de divulgación de imágenes y conversaciones privadas. Con la intención de rebatir la acusación, Neymar publicó un vídeo de siete minutos en Instagram en el que revelaba parte del diálogo privado que había mantenido con la mujer que llevó a París para una cita casual. En la publicación, que fue eliminada de la red social tras acumular casi 20 millones de visualizaciones, hay un fragmento que muestra el nombre de la denunciante y, además, imágenes desenfocadas que exhiben parte de su cuerpo.

Para la abogada Giselle Truzzi, especialista en derecho digital, Neymar habría cometido un delito al no respetar la privacidad de la mujer con quien se relacionó. “A pesar de haber borrado las imágenes, ha cometido un delito por violar la privacidad de una persona que no ha autorizado que se comparta ese material. La cuestión no es solo el contenido, sino la exposición de forma indebida”, afirma la abogada, citando el artículo 218-C del Código Penal brasileño, que considera delito el acto de “ofrecer, compartir, poner a disposición, transmitir, vender o poner en venta, distribuir, publicar o difundir, por cualquier medio, fotografías, vídeos u otros registros audiovisuales que contengan escenas de violación o de violación de vulnerable o que hagan apología o induzcan a su práctica, o, sin el consentimiento de la víctima, escenas de sexo, desnudos o pornografía”. La pena prevista es de 1 a 5 años de prisión, que puede aumentar hasta dos tercios más si el autor ha mantenido relaciones íntimas de afecto con la víctima o tenía el objetivo de vengarse o humillarla.

En la opinión de Truzzi, para defenderse, el jugador no necesitaba recurrir a la exposición del contenido íntimo, y destaca que puede ser acusado de violación de diálogo privado, según el artículo 151. En una entrevista al programa Aqui na Band, de la televisión Bandeirantes, el padre de Neymar explicó que la intención de su hijo al difundir la conversación era la de proteger su imagen y evitar el rótulo de violador tras la repercusión de la denuncia. “Prefiero un delito de internet a uno de violación. Necesitaba defenderse rápidamente para preservar su nombre, su imagen. Es mejor ser verdadero y mostrar lo que sucedió”.

Paralelamente a la investigación para determinar la conducta de Neymar en el vídeo de autodefensa, la Policía Civil de São Paulo también investiga la denuncia de violación que se hizo el pasado viernes. Según el relato de la mujer, cuya identidad no ha sido revelada por las autoridades, un amigo del jugador habría intermediado su cita en el hotel Sofitel Paris Arc Du Triomphe. Según datos de la investigación, que está bajo secreto de sumario, Neymar estaría ebrio, se habría comportado de forma violenta y forzado a la presunta víctima a practicar el acto sexual. El jugador, por su parte, argumenta que la relación fue consentida. El equipo de abogados del delantero cree que el archivo de la conversación de WhatsApp será suficiente para comprobar la inconsistencia de la acusación, ya que ambos hablaron normalmente un día después de la fecha (15 de mayo) en que la mujer dice haber sido violada, y probar la inocencia de Neymar. “Lo que sucedió fue una relación entre un hombre y una mujer, dentro de cuatro paredes, algo que ocurre en todas las parejas”, afirmó el jugador en un vídeo colgado en Instagram.

La situación del jugador estrella del equipo cae como una bomba sobre el ambiente de la selección brasileña en la Granja Comary. Al igual que el entorno de Neymar, que teme una reacción negativa de los patrocinadores y socios de los eventos promovidos por el jugador, la comisión técnica y la directiva de la Confederación Brasileña de Fútbol se esfuerzan para minimizar los daños a su imagen y agilizar el avance de las investigaciones para que no afecten a la agenda de preparación para la Copa América. Brasil se estrena el próximo 14 de junio, la misma semana en que el crack tiene que declarar en la Comisaría de Represión a los Delitos Informáticos de Río de Janeiro.

En el momento en que el seleccionador, Tite, concedía una rueda de prensa, los coches de los policías que entregaron la citación al delantero aparcaban frente al centro de entrenamiento en Teresópolis. El técnico intentó esquivar las preguntas sobre el caso, pero dio un mensaje de alerta al decir que el jugador no es insustituible y evitó eximirlo de la acusación de violación. Por otro lado, algunos compañeros de la selección, como Fernandinho, salieron en su defensa. “Los hechos presentados son extraños, parece algo premeditado. Estoy seguro de que Neymar va a demostrar su inocencia”, declaró el mediocampista.

En el grupo de los que apoyan al delantero, aunque la investigación de la denuncia esté en su fase inicial, también están sus amigos más cercanos, como Gil Cebola, que compartió en redes sociales un vídeo que descalifica la acusación de la supuesta víctima. “Hablando de Neymar, aparentemente se relacionó con la persona equivocada”, destaca la publicación. El sábado, cuando se publicó la denuncia en el portal UOL, el padre de Neymar ya había participado en otra atracción de TV para defender a su hijo. Durante entrevista por teléfono con el presentador de un programa sensacionalista de reportajes policiales, afirmó que el delantero había caído en una trampa. “No hubo violación. Se dio cuenta de que era una trampa y se alejó”. El padre relató que la denunciante grabó un vídeo, que todavía no ha sido difundido, de su cita con Neymar.

Además de violar el secreto de sumario y revelar el nombre de la mujer, el presentador del programa, José Luiz Datena, tomó partido por Neymar con declaraciones machistas. “¿Le vas a decir al chico que deje de salir con mujeres? ¿Que no tenga relaciones sexuales, que no vaya a fiestas? Es difícil mantener a los chicos dentro de casa”, comentó, partiendo de la suposición de que la mujer que denunció al crack, de 27 años, está mintiendo. El presentador también dijo que es víctima de una injusticia por la denuncia de acoso sexual que recibió de una excompañera de trabajo, y comparó su caso con el de Neymar al decir que “todo el mundo está expuesto a eso”.

En otro programa de televisión, justo antes del Mundial de 2014, Neymar, que había vuelto con la actriz Bruna Marquezine, también mostró una actitud machista al detallar su criterio para elegir a la compañera ideal. “Cuando escojo a una mujer, no escojo a una salida. Ni siquiera la miro. Me gusta conquistar, que me pongan las cosas difíciles, siempre”, dijo en el programa Domingão do Faustão, en la cadena Globo. Hoy, en el centro de un escándalo que puede llevarlo al banquillo de los acusados en el momento más delicado de su carrera, las declaraciones del jugador, sumadas al contenido de los mensajes privados, refuerzan su desprecio por la figura femenina en un ambiente dominado por los hombres.