La policía de Toronto en busca de alternativas a las pistolas paralizantes

Canadá Noticias Top News Sep 5, 2019 at 9:39 am
El Servicio de Policía de Toronto quiere revisar alternativas a Tasers. (Ben Nelms / CBC)

El Servicio de Policía de Toronto quiere revisar alternativas a Tasers. (Ben Nelms / CBC)

TORONTO.- El Servicio de Policía de esta metrópoli está encargando una revisión independiente que examinará alternativas al uso de armas de energía conducida (CEW), comúnmente conocidas como Tasers o pistolas de aturdimiento.

Uno de los miembros de mayor rango que abogó por CEWS antes de su adopción por la fuerza en 2002, el subdirector retirado Mike Federico, dijo que ha llegado el momento de echar otro vistazo al asunto.

“¿Es esta una sola arma la mejor arma?” dijo en una entrevista con CBC Toronto. “Esa es una pregunta muy valiosa”.

El subjefe retirado de la policía de Toronto, Mike Federico, fue un arquitecto de los protocolos de uso de la fuerza. (Lisa Xing / CBC)

El subjefe retirado de la policía de Toronto, Mike Federico, fue un arquitecto de los protocolos de uso de la fuerza. (Lisa Xing / CBC)

La Solicitud de Propuesta (RFP) dice que la fuerza está pidiendo a un organismo externo que analice varios aspectos del problema durante un período de dos meses, que incluyen:

- Posibles alternativas a los CEW y enfoques tácticos.

- Mejores prácticas sobre la seguridad de los CEW en diferentes modos.

- Otras jurisdicciones que han implementado políticas sobre métodos permitidos de uso de CEW.

La revisión de terceros viene inmediatamente después de que la policía de Toronto expandiera el despliegue de su programa piloto CEW en mayo de 2018, en el que más de 600 agentes de policía fueron capacitados para usarlos.

 ‘Una de las armas con más escrutinio’

La policía de Toronto introdujo las pistolas paralizantes como una opción menos letal que inmovilizaría una amenaza. En ese momento, solo los supervisores estaban capacitados.

Federico fue uno de los arquitectos del entrenamiento de uso de la fuerza. Dijo que los oficiales recibieron 16 horas de entrenamiento en pistolas paralizantes, incluido el saber cuándo era necesario usar uno y cómo minimizar el daño.

Dijo que la investigación lo convenció de que eran la mejor manera de minimizar el daño a los civiles cuando se implementaron hace casi 20 años.

“Es una de las armas más escrudiñadas en el arsenal policial”, dijo.

La policía de Toronto se negó a comentar sobre la solicitud de propuesta, pero declaró que se inició debido a una directiva de la Junta de Servicios de Policía de Toronto.

 Casos de alto perfil

Los jefes de policía habían abogado por Tasers durante años, especialmente en los casos en que los agentes se encuentran con personas con problemas emocionales o mentales. Se volvieron más ubicuos desde varios incidentes de alto perfil, incluidas las muertes por disparos de Sammy Yatim en 2013 y Andrew Loku en 2015.

En la última década más o menos, los servicios policiales en muchas ciudades de América del Norte han aumentado el uso de pistolas paralizantes. La fuerza policial de Ottawa está intentando equipar a cada oficial con un Taser. La fuerza de Montreal apunta a uno en cada patrulla. La policía en ciudades estadounidenses como Chicago ya está equipada con el arma.

A raíz de esta oleada, también han sido objeto de escrutinio.

Los defensores pidieron un mayor énfasis en la reducción progresiva luego de la muerte de Rui Nabico, quien sufrió problemas médicos y luego murió en el hospital después de que la policía de Toronto lo atacara en 2016.

Más recientemente, un oficial de Toronto que usó un Taser en un hombre esposado fue degradado temporalmente la semana pasada.

Un informe interno del Servicio de Policía de Toronto mostró que los Tasers se usaron en 500 incidentes en 2018, frente a los 309 incidentes del año anterior. Sin embargo, más de la mitad de los informes del año pasado involucraron a la policía simplemente mostrando el arma.

 Por los números

La Unidad de Investigaciones Especiales de Ontario, que investiga todos los informes que involucran a la policía en la provincia donde ha habido muertes, lesiones graves o acusaciones de agresión sexual, informó el siguiente número de investigaciones en las que se utilizó un CEW:

2019 hasta el momento: 7 casos.

2018: 9 casos.

2017: 9 casos.

2016: 12 casos.

2015: 8 casos.

Causas fundamentales

Para Nigel Barriffe, presidente de la Alianza Urbana sobre Relaciones Raciales, el dinero destinado a la revisión independiente podría gastarse mejor en vivienda, asegurando que las personas tengan un salario digno y apoyos de salud mental, entre otras cosas.

“Estas son las causas profundas donde la gente termina en contacto con los agentes de policía”, dijo.

“Se nos dice una y otra vez que no tenemos muchos recursos, pero luego el dinero se destina directamente a la policía o se va a investigar”.

Sin embargo, para el ex vicejefe Federico, es una inversión que vale la pena.

“Los beneficios de la investigación son que los impactos en la salud social y el bienestar podrían mejorarse con una mejor información”, dijo.