El gobierno de Doug Ford ha hecho “casi ningún progreso” en el plan para reducir las emisiones de carbono: informe

Canadá Noticias Top News Oct 10, 2019 at 10:56 pm
Ontario 'no está en camino' para lograr sus propios objetivos para reducir las emisiones de carbono, según un nuevo informe de Environmental Defense. El informe apunta a decisiones del gobierno del premier Doug Ford que han frenado el ritmo de las ventas de vehículos eléctricos y han retrasado el impulso para obtener más contenido renovable en combustible. (foto CBC)

Ontario ‘no está en camino’ para lograr sus propios objetivos para reducir las emisiones de carbono, según un nuevo informe de Environmental Defense. El informe apunta a decisiones del gobierno del premier Doug Ford que han frenado el ritmo de las ventas de vehículos eléctricos y han retrasado el impulso para obtener más contenido renovable en combustible. (foto CBC)

TORONTO.- El gobierno del premier Doug Ford no ha hecho casi nada con la mayoría de las promesas en el plan de reducción de gases de efecto invernadero que Ontario presentó en noviembre pasado, según un nuevo informe de un grupo de vigilancia ambiental.

El informe publicado este jueves por Environmental Defense examina las siete acciones clave que Ontario prometió para reducir las emisiones de carbono en la provincia, y encuentra que se han hecho pocos o ningún progreso en todos menos uno.

Las acciones se presentaron en “Preservar y proteger nuestro medio ambiente para las generaciones futuras”, el plan se dio a conocer después de que los conservadores desecharan el programa de tope y comercio del gobierno liberal de Wynne.

“El gobierno ha reconocido que la crisis climática es real, causada por el hombre y debe abordarse”, dijo Environmental Defense en su informe. “El hecho de que Ontario no actúe es una promesa rota”.

El ministro de Medio Ambiente, Jeff Yurek, no estuvo disponible para una entrevista.

La cadena CBC News solicitó información sobre las acciones del gobierno para reducir las emisiones de gases de efecto invernadero. El secretario de prensa de Yurek, Andrew Buttigieg, dijo en un comunicado que el gobierno “ya ha hecho un progreso significativo hacia una mayor consulta e implementación” sobre 19 compromisos en su plan ambiental.

Sin embargo, pocos de esos compromisos tienen algo que ver con la reducción de emisiones. Incluyen “designaron a un asesor especial para los Parques de Ontario” y “publicaron un documento de debate sobre la reducción de basura y desechos plásticos”.

El informe de Defensa Ambiental dice que el gobierno “ya no está encaminado” para lograr sus propios objetivos de reducción de emisiones, en parte debido a decisiones que han frenado el ritmo de las ventas de vehículos eléctricos y retrasado el impulso de más contenido renovable en combustible.

“Hasta ahora, no hemos visto pasos significativos para reducir la contaminación de carbono y combatir el cambio climático en Ontario”, dijo Sarah Buchanan, gerente del programa de economía limpia para la Defensa Ambiental.

“Estamos bastante preocupados de que Ontario no se esté tomando en serio sus obligaciones y esté incumpliendo su promesa de reducir las emisiones de gases de efecto invernadero sin un precio al carbono”, dijo Buchanan en una entrevista.

Según el informe, la pieza principal del plan del gobierno, un estándar de rendimiento de emisiones para grandes contaminadores industriales, en realidad aumentará las emisiones de gases de efecto invernadero en lugar de disminuirlas.

Agrega que el sistema es demasiado indulgente y ofrece demasiadas exenciones a los grandes contaminadores, y no hay evidencia que respalde el pronóstico del gobierno de que la norma contribuirá con el 15% del objetivo general de la provincia para reducir los gases de efecto invernadero.

El informe dice que el gobierno no ha tomado ninguna medida sobre dos programas que en conjunto representan un tercio de su objetivo de reducción de emisiones:

Ampliar los programas de conservación para reducir el consumo de gas natural.

Apoyando la innovación, como el almacenamiento de energía y los combustibles para calefacción con bajas emisiones de carbono.

Acota que el gobierno ha tomado medidas mínimas en los programas que representan otro 40 por ciento del objetivo de gases de efecto invernadero (GEI), como:

Mayor uso de vehículos ecológicos.

Combustibles más limpios.

Establecimiento de un fondo de reducción de emisiones para empresas.

Las ventas de vehículos eléctricos en Ontario durante el primer trimestre de 2019 disminuyeron un 55 por ciento respecto al mismo período del año anterior, después de que el gobierno eliminó todos los descuentos por la compra de automóviles eléctricos.

El plan del gobierno se basa en una mayor adopción de vehículos bajos en carbono para un sexto del objetivo general de la provincia para reducir los GEI. Sin incentivos que ayuden a cubrir el mayor costo de los vehículos eléctricos, según el informe, es “extremadamente improbable” que tales automóviles estén en las carreteras de Ontario para reducir significativamente las emisiones.

El gobierno propone aumentar el contenido mínimo de etanol del combustible en las bombas de gasolina para reducir las emisiones de gases de efecto invernadero. Pero la línea de tiempo es lenta, sin cambios propuestos hasta 2025, y una introducción gradual después de eso.

El informe da crédito por “alguna acción, con margen de mejora” en una categoría que cubre “tránsito, desperdicio y otros compromisos”. Toma nota de los esfuerzos del gobierno para reducir la cantidad de desechos orgánicos que terminan en los vertederos, por ejemplo, mediante la expansión de los programas municipales de basura verde, y en algunas medidas de transporte público, como la reapertura de un Bono Verde Global para los inversores que desean poner su dinero para proyectos como edificios energéticamente eficientes.

Esta categoría representa el seis por ciento de las reducciones previstas en las emisiones de carbono.

Debido a que el plan de reducción de emisiones de Ontario no implica un precio sobre el carbono, el gobierno liberal federal impuso un impuesto al carbono sobre elementos tales como la gasolina y el combustible para calefacción del hogar en la provincia, y pagó reembolsos a través del sistema tributario a los contribuyentes de Ontario.

Ontario está luchando contra la imposición del impuesto al carbono a través del sistema judicial, y quiere que la Corte Suprema escuche su apelación de un fallo de un tribunal inferior que favoreció a Ottawa.