INMIGRANDO A CANADA

Por Vilma Filici

[email protected]

 TORONTO. Este lunes 21 de octubre se van a llevar a cabo las elecciones federales para elegir a cada uno de los 338 representantes ante la Cámara de los Comunes, así como al Primer Ministro de Canadá, y es sumamente importante para todos los ciudadanos canadiense ir a ejercitar su derecho y su deber de votar para elegir el gobierno que quieren que los represente.

Para las comunidades inmigrantes en particular estas elecciones son clave porque las plataformas políticas de cada partido en su gran mayoría nos afectan en la vida diaria, por lo que es importante saber qué es lo que está ofreciendo cada partido político y cuáles son los cambios que puede haber con un nuevo gobierno.

Se esperaba que el tema migratorio fuera más importante en esta campaña electoral, ya que desde el año 2015 hasta recientemente, inmigración y refugio eran temas de ataque constante hacia el gobierno liberal. Pero lo que se ha visto es que durante la campaña y en los debates el tema ha quedado en un papel secundario, muy detrás del medio ambiente, de la economía y de otros.

Yo creo que la razón por la que no se ha escuchado mucho sobre este tema es porque en términos del número de inmigrantes que se debe traer por año a Canadá todos los partidos (excepto el de Bernier) coinciden en que debe ser entre 325 y 350 mil inmigrantes por año, porque es una necesidad absoluta para mantener la fuerza laboral. Hay que considerar que en estos momentos se está pensionando un número alto de personas y por tanto se necesita un número como el que estableció el gobierno liberal al tomar el poder, de traer por lo menos un millón de inmigrantes en un periodo de tres años.

Un aspecto importante es que el 60 por ciento de estos inmigrantes va a formar parte de la categoría de trabajadores calificados, y en esto difieren muy poco los partidos políticos. De hecho, los dos principales contendientes, que son los Conservadores y los Liberales, creen que se debe traer personas con habilidades especiales. También difieren muy poco en la clase económica y en la clase familiar, pues de una u otra forma todos creen en la reunificación familiar. La diferencia entre estos partidos no se ve en las políticas globales sino en los detalles, en la implementación de las leyes en los reglamentos y procedimientos.

Algo que me parece muy llamativo es que el Partido Conservador ha dicho que quiere renegociar el Tratado del Tercer País Seguro con los Estados Unidos, porque quieren parar el que los refugiados estén cruzando la frontera. Pero eso es algo que de hecho ya ha estado haciendo el Partido Liberal desde que asumió el poder: tratar de cambiar el tratado, pero no lo ha logrado.

En este tema, los liberales le han agregado una inelegibilidad a las personas que pueden cruzar desde Estados Unidos y pedir refugio en Canadá, ya que ahora, a partir del 19 de abril de este año, cualquiera persona que haya pedido refugio anteriormente en los Estados Unidos ya no lo puede hacer en Canadá. Esto definitivamente es un intento por parar la ola de refugiados que están entrando a través de Roxham Road, en Quebec.

Los liberales también quieren introducir un programa dedicado para traer refugiados que se encuentran en alto riesgo en el mundo, como por ejemplo activistas de derechos humanos, periodistas y trabajadores humanitarios. Dicen que quieren traer por lo menos 250 de estos refugiados con sus familias anualmente.

Por su parte, el NDP quiere que haya una suspensión inmediata del Tratado del Tercer País Seguro pues no cree que los Estados Unidos sea un país seguro.

Obviamente hay una diferencia muy grande entre los principales partidos en contienda en relación con los refugiados que están entrando al país procedentes de los Estados Unidos.

Pero más allá de este tema, cada partido tiene sus propios planes en sus plataformas, y si bien en los medios de comunicación han dicho que no hay mucha diferencia entre el plan migratorio liberal y el plan conservador, eso solo es cierto en relación con el número de inmigrantes y de las categorías de inmigrantes, pero la diferencia sí se va a notar en el momento en que tengamos un gobierno conservador, porque con seguridad vamos a regresar al pasado.

Creo que muchos de los cambios que se hicieron a partir del año 2015 en que llegó al poder el Partido Liberal van a ser revertidos nuevamente si llega al poder el Partido Conservador, porque van a tratar de regresar a las leyes que tuvimos durante el gobierno del Primer Ministro Stephen Harper. Es ahí donde se va a notar la gran diferencia entre ambos partidos.

Por ejemplo, bajo el gobierno de Harper, la edad de dependencia de los hijos fue bajada a 18 años, por lo que los mayores de esa edad ya no eran considerados hijos dependientes y por tanto no podían ser patrocinados ni incluidos en una solicitud de residencia permanente. Los liberales subieron la edad nuevamente a 22 años. Mi temor es que los conservadores cambien nuevamente esta edad de dependencia y también los otros logros que hemos tenido desde el 2015 en adelante.

Hay que recordar que con los conservadores hubo cambios drásticos al programa de ciudadanía, por lo que prácticamente el número de nuevos ciudadanos había bajado drásticamente. También se habían creado distintos tipos de ciudadanos, una especie de ciudadanos de primera y de segunda clase, tanto así que el Ministro de Inmigración que asumió inmediatamente el gobierno liberal tomó poder, dijo que “un ciudadano es un ciudadano, es un ciudadano y no podemos tener diferentes niveles de ciudadanía”.

El partido liberal cambió las leyes de ciudadanía, bajó el número de años que uno tenía que residir en Canadá (de cuatro a tres años nuevamente) y quitó muchos de los nuevos requisitos impuestos por el gobierno de Harper, como por ejemplo que uno tenía que demostrar que tenía la intención de permanecer en Canadá continuamente después de haberse convertido en ciudadano.

También eliminó la sección de ley que le permitía al gobierno revocar la ciudadanía a ciertas personas nacidas en suelo canadiense que tenían doble ciudadanía, si habían cometido ciertos crímenes, algo que era penalizar a las personas dos veces. Porque hay leyes penales para tratar con las personas que cometen un delito, y por tanto era injusto que tuvieran que pagar primero bajo el sistema penal y luego perder la ciudadanía y ser deportado a un país donde no tienen ninguna conexión.

A escasos días de las elecciones, yo creo que lo más importante es mirar la plataforma de cada uno de los partidos con respecto a cada uno de los temas que nos interesa y que nos afecta en nuestra vida diaria, y analizarlos y usar también el pasado como una guía sobre cómo se va a comportar un gobierno liberal, conservador o del NDP.

Como nota aparte, algo que me parece muy interesante del Partido Verde es que plantee que Canadá debe empezar a definir un término para los refugiados medioambientales, que sean incluidos en la categoría de refugiados, porque en el mundo hay muchas personas que están sufriendo las consecuencias de los desastres naturales, pero no tienen la posibilidad de obtener asilo como refugiados del medio ambiente ya que no existe esa posibilidad en la definición de refugiado de Convenio. Eso es algo que va a tener que suceder y sería muy interesante que Canadá lidereara este cambio.