INMIGRANDO A CANADA

Por Vilma Filici

[email protected]

 TORONTO. Para nadie fue una sorpresa que el resultado de las elecciones federales del pasado lunes fuera un gobierno minoritario, y personalmente creo que los gobiernos minoritarios son la mejor oportunidad que tiene el país para poder avanzar las agendas sociales, especialmente si en dicho gobierno minoritario los actores van a ser el Partido Liberal y el NDP.

Siempre he mantenido que cuando hay un gobierno de mayoría existe la posibilidad de que éste se convierta en una especie de dictadura, y que dependiendo del partido político que lo maneje, puede o no beneficiar a la población.

Pero históricamente en Canadá, siempre que ha habido un gobierno de minoría, la población sale beneficiada porque el partido en el poder ha tenido que cooperar con los otros partidos, y estos otros partidos que no están en el poder han logrado avanzar sus programas sociales.

Ha sido gracias a los gobiernos de minoría que tenemos los beneficios sociales en Canadá, como por ejemplo los seguros de salud, porque todos estos fueron impulsados durante gobiernos de minoría en los que ha participado el NDP.

Es por eso por lo que el lunes en la noche, cuando estaba viendo las elecciones y se supo que íbamos a tener un gobierno de minoría liberal, me despreocupé por completo de los resultados del Partido Conservador y de los otros partidos participantes, y mi atención estaba puesta en cómo sumaban diputados el Partido Liberal y el NDP. Esto, porque si miramos la política de inmigración de ambos partidos veremos que son muy similares: se preocupan por las necesidades del país en términos de fuerza laboral pero también de las personas más necesitadas en el mundo y por las personas vulnerables dentro de Canadá, como son los trabajadores agrícolas, los “caregivers”, los trabajadores de la construcción, los indocumentados, etc.

En ese sentido, al calor de los resultados de las pasadas elecciones, yo creo que las comunidades inmigrantes se van a beneficiar muchísimo de este gobierno de minoría.

Por ejemplo, antes de las elecciones vimos una serie de programas pilotos que fueron presentados por el gobierno liberal, los cuales los lanzaron como pruebas piloto para al final del término evaluarlos y ver la posibilidad de que se conviertan en programas permanentes. Y ahora, teniendo el apoyo de otro partido político, estos cambios se van a poder efectuar con mayor facilidad.

Por ejemplo, a principios del próximo año se empezará un programa piloto para trabajadores de la construcción que viven de forma indocumentada en el área del GTA, el cual ha sido diseñado para beneficiar únicamente a 500 trabajadores, pero que es precisamente una prueba para ver cómo funcionaría un programa para los indocumentados en el país.

Viendo dicho programa piloto, y una vez teniendo claros los resultados de las elecciones, creo que éste es un buen momento para que nosotros como comunidad nos pongamos a trabajar con los diputados federales del Partido Liberal y del NDP, solicitándoles que ahora creen un programa más amplio a nivel nacional que beneficie a todas las personas que se encuentran de forma indocumentada en el país.

Las estimaciones son que tenemos por lo menos 750 mil personas indocumentadas en todo el país, personas que ya están establecidas, que tienen buenos trabajos, que tienen niños nacidos aquí, a quienes se les debería dar la oportunidad para que puedan regularizar su estatus y tener tranquilidad en Canadá, ya que al vivir sin estatus migratorio, a pesar de que pagan impuestos y que son un beneficio para la comunidad y particularmente para las industrias que les dan empleo, en cualquier momento los pueden arrestar y deportar.

Este programa piloto para los trabajadores indocumentados de la construcción es un buen ejemplo de en lo que se puede convertir, en un programa mucho más amplio que beneficie a casi un millón de personas.

También tenemos el programa piloto para los trabajadores agrícolas, quienes vienen al país por un máximo de ocho meses al año y deben regresar a sus países de origen durante cuatro meses, para poder regresar a trabajar otros ocho meses más y así sucesivamente. El programa que les permite a los trabajadores agrícolas obtener la residencia permanente establece que uno de los requisitos es que hayan trabajado en Canadá durante un año, pero eso es absurdo, porque la gran mayoría han trabajado solamente en periodos de ocho meses y por lo tanto es un requisito que no van a poder cumplir. Aquí también un programa piloto con ciertos cambios se puede convertir en un programa permanente para el beneficio de los trabajadores agrícolas.

Durante las elecciones se anunció un programa municipal para beneficiar a las zonas que requieren trabajadores. Este programa probablemente sea muy parecido al programa de las zonas rurales. Los interesados deberán ir a las municipalidades a estudiar o trabajar para luego hacer el trámite de residencia.

Viendo en perspectiva, uno de los retos del nuevo gobierno va a ser resolver el problema que hay con los refugiados, ya que en estos momentos hay alrededor de 80 mil solicitantes de refugio estancados por el incremento que ha habido en los últimos años dado que el número se ha más que quintuplicado. El Consejo de Inmigración y Refugio estaba preparado para procesar 15 mil casos al año y ahora tenemos 80 mil, y tiene que haber una solución para este problema.

Otro reto es el tema del Tratado del Tercer País Seguro que tiene Canadá con los Estados Unidos. Los conservadores quieren cerrar las fronteras para que nadie pueda entrar desde los Estados Unidos y tiene diferentes ideas de cómo hacerlo. El Partido Liberal ha estado tratando de negociar el tratado con los Estados Unidos precisamente para cambiar esas lagunas legales que hay y que permiten que las persona puedan entrar, pero hasta ahora no lo ha logrado nada. El NDP por su parte, al igual que el Partido Verde, ha estado tratando de que se cancele dicho tratado ya que no consideran a Estados Unidos un país seguro, por lo que éste es un tema que deberá ser debatido en los próximos meses.

En relación con el número de inmigrantes que llegan anualmente al país no creo que vaya a haber ningún problema porque todos los partidos políticos tienen claro que hay una necesidad de traer el número de inmigrantes que está entrando actualmente, e incluso algunos creen que dicho número se debe aumentar. Yo estoy convencida de que se va a llevar a alrededor de 400 mil inmigrantes por año para el 2024.

Para resumir, creo que la elección de un nuevo gobierno liberal minoritario es muy positiva porque va a poder haber cooperación entre el Partido Liberal y otros partidos, y negociaciones que pueden resultar en leyes que beneficien a las comunidades inmigrantes y al país en general, tal y como le hemos visto ya en el pasado.

Porque si otros partidos tienen propuestas que son importantes para ellos y que son de beneficio para la comunidad en general, este momento es una buena oportunidad para que se logren pasar esas leyes. Por ejemplo, si hablamos del medio ambiente, todos los partidos, excepto los conservadores, están de acuerdo en la necesidad de tratar de controlar el cambio climático, entre otros temas importantes para la sociedad en general.