Se confirman abusos y excesos de los carabineros chilenos

Latinoamérica Noticias Nov 6, 2019 at 2:20 pm

 

La policía chilena apresa y arrastar a una manifestante en Santiago. (foto: ANSA)

La policía chilena apresa y arrastar a una manifestante en Santiago. (foto: ANSA)

SANTIAGO, 6 NOV - La oficina del fiscal en el área Este de la región metropolitana de Santiago de Chile anunció hoy que acusará formalmente a 14 agentes de los carabineros (policía) por delitos de tortura y abusos.
    Los episodios en cuestión ocurrieron en medio de las manifestaciones que han afectado al país desde el pasado 18 de octubre. Los 14 agentes serán acusados formalmente en los próximos días y se arriesgarán a penas de entre 5 a 10 años de prisión.
    Los cargos se refieren a dos hechos ocurridos en Nunoa y La Florida, ambos en la región metropolitana de Santiago, el 21 de octubre. En el primer episodio, 12 oficiales están acusados de golpear brutalmente a un manifestante, mientras que en el otro episodio dos agentes “castigaron brutalmente” a un niño de 16 años que fue arrestado por violar el toque de queda, según la fiscalía.
    El fiscal Manuel Guerra ilustró en detalle los incidentes por los cuales los policías serán acusados, y anticipó que la fiscalía les pedirá prisión preventiva contra los uniformados, como medida de precaución.
    Los hechos de Nunoa quedaron establecidos gracias a algunas imágenes de televisión. En las imágenes “es posible ver a un grupo de oficiales de las Fuerzas Especiales (12 en total) atacando a una persona que participa de la manifestación después de arrestarla y además golpeándola”, explicó el fiscal, según lo reproduce la prensa local. El hombre golpeado experimentó un traumatismo ocular severo, una fractura nasal y de costillas y la pérdida de algunos dientes, según datos de la fiscalía.
    El mismo día y casi al mismo tiempo, en La Florida, “un niño de 16 años, que había sido arrestado por violar el toque de queda, fue brutalmente golpeado repetidamente por dos policías”, amplió el procurador. “Si bien las lesiones no son graves como lo que sucedió en Nunoa, no son menos importantes”, destacó.
    “El hecho de que estos ciudadanos hayan cometido una infracción no es una justificación para cometer este tipo de actos excesivos (…) Como institución, reafirmamos nuestro compromiso con la protección de los derechos humanos”, agregó Guerra. Los tribunales competentes ahora deberán fijar una fecha para la audiencia de enjuiciamiento.